Skip to Content

Saciedad

imagen para artículo sobre saciaciónAlgunos alumnos pueden incurrir con cierta frecuencia en algunas faltas como pueden ser:

a) pararse de su asiento sin razón;

b) hablar o hacer ruidos mientras se trabaja o alguien está exponiendo;

c) trabajar en forma demasiado lenta;

d) salirse insistentemente del tema que se está revisando;

e) pedir con gran frecuencia ir al baño;

f) entrar a clase masticando chicle; etc.

Además de las técnicas correctivas hasta aquí revisadas, el profesor puede emplear en estos casos la técnica conocida como saciedad. De acuerdo a ésta, ante los casos anteriores puede proceder de la forma siguiente. | LEER MÁS >

Costo de respuesta

 

imagen para costo de respuestaEl profesor, como parte de su plan anual de actividades, programó un paseo a Guasave con todo su grupo.

Aprovechando esto, entusiasmó a los alumnos diciéndoles que el viaje tendría que ser ganado por cada uno.

El profesor estipuló que los puntos serían ganados de la siguiente forma: | LEER MÁS >

Castigo

 

imagen de castigoHemos visto que las técnicas anteriores implican de alguna manera no poner atención al alumno o bien, retirarlo de una situación a la que le damos valor reforzante o la consideramos como requisito para poder tener acceso a otra actividad más agradable para los alumnos.

Tanatóforo puede ser un alumno que requiera una técnica más rigurosa: la presentación de una consecuencia negativa directa. Comúnmente a esto se le conoce como castigo.

Tal consecuencia puede ser el enviar una nota escrita a sus padres, comentando el mal comportamiento del alumno, asignar una calificación baja en disciplina, demorar algunos minutos su salida al recreo, detenerlo durante algún tiempo breve después del toque de salida, etc. | LEER MÁS >

Tiempo fuera

El problema de Tanatóforo puede no haberse resuelto después de 8 días de aplicar los procedimientos anteriores e incluso puede haber llegado a cometer algunas otras faltas que son inaceptables dentro del salón como es el ponerse a gritar, "hacer payasadas" delante de los demás compañeros, provocando la risa y atención de éstos.

El profesor no puede ni debe permitir que esto siga ocurriendo. De esta manera, durante la última hora, cuando el alumno se estuvo comportando inadecuadamente, el profesor se acercó a él y de manera muy firme le dijo: "Tanatóforo, perdiste el derecho de estar dentro del salón, aquí sólo pueden estar los que se interesan por la actividad. Salte del salón".

Tanatóforo trató de alegar, de justificar, de prometer y tratar de cambiar la sanción pero el profesor se mantuvo firme, sin alegar, sin aceptar justificaciones, promesas y sin cambiar la sanción. | LEER MÁS >

Reforzamiento Diferencial de Comportamientos Incompatibles (RDI)

incompatibleLos problemas de Tanatóforo pueden ser: estar parado, hablar mientras otra persona habla, sentarse incorrectamente, pedir permiso constantemente para salir al baño, no trabajar recostándose en su mesabanco, entre otros.

Observando cuidadosamente el comportamiento de este alumno, podemos darnos cuenta de que no todo el tiempo está actuando de esas formas. Es posible que de vez en cuando lo veamos sentado en su lugar, callado mientras otro habla, sentado correctamente en su lugar y, después de un tiempo razonable, permanecer en el salón sin pedir permiso para ir al baño.

Si así fuera, el profesor puede aprovechar cada una de esas ocasiones para reforzar el comportamiento adecuado que es incompatible con el comportamiento inadecuado. Estar sentado es incompatible con estar parado; estar callado es incompatible con estar hablando; etc.

De hecho este procedimiento puede ser aplicado conjuntamente con el RDO y la Extinción. En ocasiones los efectos de estas técnicas sencillas son altamente sorprendentes, comparándolos con el poco esfuerzo que requieren por parte del profesor.

Extinción

 

Ignorar no necesariamente es extinguirSiempre y cuando el comportamiento inadecuado de Tanatóforo no cause una gran distracción o algún otro problema a sus compañeros, el profesor puede ignorarlo completamente mientras permanezca parado.

Este ignorar implica que el profesor actúe como si ese alumno no estuviera presente dentro del salón: no verlo, darle la espalda disimuladamente, sacarle la vuelta en caso de que esté parado frente al profesor, etc.

Si Tanatóforo llegara a hablarle al profesor estando parado, éste no debe voltear a verlo, aparentando que no ha oído nada. Simultáneamente el profesor puede aplicar el RDO y decir "Ya saben que yo sólo atiendo a los alumnos que están sentados y trabajando".

| LEER MÁS >

Reforzamiento Diferencial de Otros Comportamientos (RDO)

imagen para RDOTanatóforo, alumno de segundo de primaria, se levanta constantemente de su asiento. Su profesor lo sorprende cerca de su lugar y le dice "Muy bien Tanatóforo, así, sentado en tu lugar, podrás desarrollar mejor tu trabajo".

El profesor hace esto cada vez que lo ve cerca de su lugar o bien, cuando el alumno se queda viendo el trabajo de otro compañero sin perturbarlo, el profesor puede decirle: "¿Qué tal, te gusta cómo está quedando el trabajo de tu compañero? Tú también podrías hacerlo".

Con esto, el profesor está poniendo atención (reforzando) a algunos comportamientos de Tanatóforo que no son precisamente las de estar trabajando sentado en su lugar, pero que de alguna manera pueden animar a Tanatóforo para que se siente en su lugar y se ponga a trabajar. Por esta razón el procedimiento se denomina Reforzamiento Diferencial de Otros Comportamientos. | LEER MÁS >

Procedimientos correctivos

imagen para técnicas correctivasLa capacidad del ser humano para aprender es sorprendente. Desafortunadamente no sólo aprendemos a comportarnos en forma correcta sino que también aprendemos a responder en forma equivocada o incorrecta. La labor del profesor no sólo incluye la formación de sus alumnos, sino también la corrección de los comportamientos que no son adecuados.

La mayor parte de esta labor correctiva se refiere al comportamiento que se conoce en general como "disciplina" aunque en términos técnicos podemos referirnos a ella como comportamiento emocional y social ya que casi siempre implica la infracción de alguna regla o norma establecida por la sociedad o la institución particular en la que se desenvuelve y muchas veces se implica una reacción de tipo emocional en el infractor al ser sorprendido o al efectuar tal rompimiento de regla. | LEER MÁS >

Procedimientos básicos para el aprendizaje: Moldeado

imagen del moldeado

El comportamiento de encender un interruptor de luz es relativamente sencillo si se le compara con el de anudar las agujetas del calzado.

De hecho, el primero generalmente puede ser aprendido sin que medie un procedimiento específico. Los niños aprenden a hacerlo por simple ensayo-error o bien mediante la imitación al observar a otros hacerlo.

El caso de anudar agujetas es más complejo pues requiere la secuencia de diferentes movimientos de las manos mismos que difícilmente pueden ser imitados. En este caso, como en la mayoría de las actividades que aprende el ser humano, se requiere de un procedimiento instruccional. 

Dicho procedimiento implica una lógica sencilla que es aplicada muchas veces por cualquier adulto: enseñar paso a paso cada uno de sus componentes e irlos requiriendo en forma progresiva según se aprende. Sin embargo, se debe tener cuidado de cumplir ciertos requisitos para tener un mejor resultado y en un tiempo menor. | LEER MÁS >

Procedimientos básicos para el aprendizaje: Modelamiento

imagen de modelamiento

Un modelo, en nuestro lenguaje ordinario, es alguien a quien seguimos o tratamos de imitar. Afortunadamente el ser humano tiene la capacidad de imitar, de otra forma, nuestro desarrollo se vería limitado seriamente ya que tendríamos que ser enseñados explícitamente a hacer muchas actividades que son sencillas: abrir una puerta, apagar la luz, prender la radio y muchas otras que son benéficas.

Los profesores de preescolar y primaria menor pueden abiertamente convertirse en modelos de sus alumnos.

Un profesor de cualquier grado, aunque no esté consciente, está modelando muchos comportamientos de sus alumnos: la forma en la que se expresa; corrige; enseña; elogia; dibuja; se para ante el grupo para hablar; etc.

Los alumnos pueden aprenderlo y de hecho algunos lo hacen cuando ellos juegan "a la escuelita". Si el profesor es un modelo para sus alumnos y cuida este aspecto, puede tener un efecto sin par.

Algunas de las actitudes del alumno hacia el estudio, hacia la solución de problemas sociales cotidianos, algunos valores ante la vida, intereses por el deporte, la lectura, el cine y por el conocimiento, pueden ser el resultado de las actitudes, valores e intereses que mostró entusiastamente el profesor.

Los alumnos de todas las edades pueden tener "profesores modelo" aunque aparentemente esto es más difícil en los grados de secundaria pues no es manifiesto ante los ojos del profesor pero un observador independiente o bien entrenado es capaz de identificarlo.

Distribuir contenido


Dr. Radut