Skip to Content

libros

Psicologia educativa

Lecturas para profesores de educación básica

Julio Varela

 

El presente manual es producto de la experiencia, desarrollada durante muchos años, para lograr el entrenamiento de profesores de educación básica y media básica.

Durante esos años, se han probado múltiples formas de entrenamiento que se enfocan en algunos métodos didácticos, formas de la evaluación, y los elementos necesarios e implicados para un adecuado desarrollo y formación psicológica de los alumnos.

Independientemente de las formas de entrenamiento empleadas, era patente que se carecía de un texto dirigido a profesores de educación básica y por ello, era sumamente difícil dar un entrenamiento adecuado y oportuno a todos y cada uno de los profesores que ante la inevitable rotación de personal, ingresaban a la escuela una vez iniciado el ciclo escolar. | LEER MÁS >

Responsabilidad

 

imagen para artículo sobre responsabilidadUna persona responsable es aquella que anticipa las consecuencias de su comportamiento o en caso dado, las asume. Si bien esto puede ser claro para los educadores (padres y profesores), no es explícita la forma en la cual puede enseñarse más allá de que éstos hagan ver al alumno las consecuencias en forma anticipada o forzarlo a asumirlas una vez que haya ocurrido el suceso.

Podemos hablar de dos vías en las cuales la responsabilidad puede ser formada en forma práctica.

 

a) Delegar responsabilidades cada vez mayores en los alumnos, respecto a sus actividades como estudiantes

Existen patrones de educación escolar básica en los cuales se pide siempre el mismo criterio: ser responsables, estudiar, hacer las tareas, participar en el salón de clases, resolver los exámenes, en pocas palabras, se espera que sea un buen alumno.  | LEER MÁS >

Competitividad

 

Imagen para competenciaSer competente es algo muy distinto a ser competitivo. Lo primero se refiere a que alguien es capaz de hacer algo con buena o excelente calidad.

La segunda expresión implica que el individuo pretende ser mejor que los demás. Nótese que la comparación que se hace es distinta: ser competente enfrenta al individuo ante una situación, misma que puede resolver  gracias a su capacidad pues tiene el dominio necesario para hacerlo con cierta maestría. Ser competitivo, por su lado, significa enfrentar al individuo ante otras personas. Esta situación puede fácilmente derivar en una relación social que no es precisamente la de amistad y confianza en los demás. | LEER MÁS >

Procedimientos correctivos: Consideraciones finales

1) Siempre que un profesor aplique una sanción ante una falta del alumno, debe hacerlo sin emotividad negativa manifiesta. Las sanciones aplicadas cuando se está alterado emocionalmente, suelen ser injustas (exageradas).

2) La sanción siempre debe estar basada en el Reglamento General de Alumnos. De esta forma, el Reglamento prescribe, el profesor aplica.

El seguimiento de la norma no obedece a un capricho personal del profesor y se evita en cierta medida, que el alumno interprete que el profesor "la trae contra él".

En todos los casos y de manera específica, a los alumnos se les debe notificar cuál es el Artículo que se infringió. Esto ayuda al alumno en su aprendizaje y formación respecto a la interpretación de normas y reglamentos a los que está sujeto. | LEER MÁS >

Saciedad

imagen para artículo sobre saciaciónAlgunos alumnos pueden incurrir con cierta frecuencia en algunas faltas como pueden ser:

a) pararse de su asiento sin razón;

b) hablar o hacer ruidos mientras se trabaja o alguien está exponiendo;

c) trabajar en forma demasiado lenta;

d) salirse insistentemente del tema que se está revisando;

e) pedir con gran frecuencia ir al baño;

f) entrar a clase masticando chicle; etc.

Además de las técnicas correctivas hasta aquí revisadas, el profesor puede emplear en estos casos la técnica conocida como saciedad. De acuerdo a ésta, ante los casos anteriores puede proceder de la forma siguiente. | LEER MÁS >

Costo de respuesta

 

imagen para costo de respuestaEl profesor, como parte de su plan anual de actividades, programó un paseo a Guasave con todo su grupo.

Aprovechando esto, entusiasmó a los alumnos diciéndoles que el viaje tendría que ser ganado por cada uno.

El profesor estipuló que los puntos serían ganados de la siguiente forma: | LEER MÁS >

Castigo

 

imagen de castigoHemos visto que las técnicas anteriores implican de alguna manera no poner atención al alumno o bien, retirarlo de una situación a la que le damos valor reforzante o la consideramos como requisito para poder tener acceso a otra actividad más agradable para los alumnos.

Tanatóforo puede ser un alumno que requiera una técnica más rigurosa: la presentación de una consecuencia negativa directa. Comúnmente a esto se le conoce como castigo.

Tal consecuencia puede ser el enviar una nota escrita a sus padres, comentando el mal comportamiento del alumno, asignar una calificación baja en disciplina, demorar algunos minutos su salida al recreo, detenerlo durante algún tiempo breve después del toque de salida, etc. | LEER MÁS >

Tiempo fuera

El problema de Tanatóforo puede no haberse resuelto después de 8 días de aplicar los procedimientos anteriores e incluso puede haber llegado a cometer algunas otras faltas que son inaceptables dentro del salón como es el ponerse a gritar, "hacer payasadas" delante de los demás compañeros, provocando la risa y atención de éstos.

El profesor no puede ni debe permitir que esto siga ocurriendo. De esta manera, durante la última hora, cuando el alumno se estuvo comportando inadecuadamente, el profesor se acercó a él y de manera muy firme le dijo: "Tanatóforo, perdiste el derecho de estar dentro del salón, aquí sólo pueden estar los que se interesan por la actividad. Salte del salón".

Tanatóforo trató de alegar, de justificar, de prometer y tratar de cambiar la sanción pero el profesor se mantuvo firme, sin alegar, sin aceptar justificaciones, promesas y sin cambiar la sanción. | LEER MÁS >

Reforzamiento Diferencial de Comportamientos Incompatibles (RDI)

incompatibleLos problemas de Tanatóforo pueden ser: estar parado, hablar mientras otra persona habla, sentarse incorrectamente, pedir permiso constantemente para salir al baño, no trabajar recostándose en su mesabanco, entre otros.

Observando cuidadosamente el comportamiento de este alumno, podemos darnos cuenta de que no todo el tiempo está actuando de esas formas. Es posible que de vez en cuando lo veamos sentado en su lugar, callado mientras otro habla, sentado correctamente en su lugar y, después de un tiempo razonable, permanecer en el salón sin pedir permiso para ir al baño.

Si así fuera, el profesor puede aprovechar cada una de esas ocasiones para reforzar el comportamiento adecuado que es incompatible con el comportamiento inadecuado. Estar sentado es incompatible con estar parado; estar callado es incompatible con estar hablando; etc.

De hecho este procedimiento puede ser aplicado conjuntamente con el RDO y la Extinción. En ocasiones los efectos de estas técnicas sencillas son altamente sorprendentes, comparándolos con el poco esfuerzo que requieren por parte del profesor.

Extinción

 

Ignorar no necesariamente es extinguirSiempre y cuando el comportamiento inadecuado de Tanatóforo no cause una gran distracción o algún otro problema a sus compañeros, el profesor puede ignorarlo completamente mientras permanezca parado.

Este ignorar implica que el profesor actúe como si ese alumno no estuviera presente dentro del salón: no verlo, darle la espalda disimuladamente, sacarle la vuelta en caso de que esté parado frente al profesor, etc.

Si Tanatóforo llegara a hablarle al profesor estando parado, éste no debe voltear a verlo, aparentando que no ha oído nada. Simultáneamente el profesor puede aplicar el RDO y decir "Ya saben que yo sólo atiendo a los alumnos que están sentados y trabajando".

| LEER MÁS >

Distribuir contenido


Dr. Radut