Skip to Content

¿Qué es el comportamiento?

behavior: child playingEl término comportamiento al emplearse como sinónimo de conducta, muchas veces la usamos cuando nos queremos referir a la disciplina de alguien. Por ejemplo, podemos observar que para solicitar un trabajo o entrar a una escuela, se requiere una de carta de "Buena conducta" lo cual implica que la persona sea disciplinada, respetuosa de las reglas y normas establecidas por la sociedad en la que se desenvuelve.

Debido a que la palabra conducta es sinónimo de comportamiento, en este texto, se ha preferido emplear comportamiento para referirse a lo que una persona hace. Este es el significado de comportamiento que nos interesa y en el que enfoca esta obra y así, evitar las confusiones que puede generar el término conducta con el significado "disciplina".

La ciencia que estudia el comportamiento de las personas es la psicología y como tal, pretende llegar a una explicación del mismo. Es preciso aclarar que la Psicología, como una ciencia relativamente joven, aún no tiene una explicación completa ni unificada, de ahí que en la actualidad existan diferentes enfoques o teorías que pretenden explicar el comportamiento humano. Esto se hace más claro en el Módulo denominado "Psicología Conductual".

¿Todo lo que hace una persona es comportamiento? La respuesta es sí, pero debemos distinguir los distintos niveles que pueden considerarse. Por ejemplo, desde el campo de la física podemos observar que se habla del comportamiento mecánico de la estructura ósea o bien que un Radical es un grupo de átomos que constituyen la parte negativa de algunas moléculas y que se comporta como una unidad en una reacción química que ocurre en el organismo de una persona.

Aun más, mediante una prueba de esfuerzo, el médico puede verificar cuál es el comportamiento del sistema circulatorio con especial énfasis en las áreas cerebrales y cardiales. Podemos notar entonces que existen diversos niveles de análisis del comportamiento de un individuo y que definen los campos de estudio de diferentes ciencias como son la física, la química y la biología. ¿Cuál es el comportamiento psicológico? En términos generales éste puede ser definido como toda interacción aprendida (relativamente variante) entre el individuo y el medio que le rodea.

Nuestra atención debe centrarse en las dos palabras "interacción aprendida". En estricto sentido, nadie aprende a respirar aunque sí constituye una interacción del individuo con su medio. Pero esta forma básica de reaccionar que es respirar, no necesariamente implica que el niño sea capaz de hacerlo sincronizadamente como cuando se nada, se corre o se canta. Estas formas de respirar, podemos conceptuarlas como aprendidas.

Por otro lado, en condiciones normales todos los infantes realizan vocalizaciones y balbuceos independientemente del país o región en la que hayan nacido, pero esto no significa que sepan hablar el idioma de sus padres. Cuando lo haga, se dice que el niño aprendió a hablar. En el mismo sentido, cualquier infante biológicamente sano, es capaz de ver y oír pero no significa que sepan mirar una obra pictórica y escuchar diferenciando distintas clase de música. Un niño de 6 meses, por ejemplo, es incapaz de distinguir entre un cuadro de Murillo y otro de El Greco o bien, tampoco puede diferenciar un concierto para violín de Vivaldi de un waltz de Strauss.

De acuerdo a los ejemplos anteriores, podemos definir que para que una persona pueda respirar sincronizadamente, hablar, mirar y escuchar, requiere aprender a hacerlo, por tanto podemos definir que estos comportamientos son de tipo psicológico. Es importante aclarar que el aprendizaje es estrictamente individual e histórico.

Al referirnos a la individualidad, queremos indicar que el hecho de que un niño en particular hable, no necesariamente quiere decir que todos los niños de esa misma edad van a hablar como lo hace el primero. Lo histórico se refiere a que dado que el aprendizaje es individual, todas las interacciones que va experimentando el individuo particular, constituyen su propia historia individual.

De esta forma, es explicable que los niños y las personas en general sean capaces de hacer actividades distintas, incluso viviendo en la misma ciudad, teniendo la misma edad o pertenecer a la misma familia siendo gemelos. Cada uno de los individuos experimenta y aprende de situaciones particulares en momentos y tiempos diferentes, dadas sus circunstancias específicas.

Consideremos dos aspectos que muchas veces surgen al dudar del papel de la historia en cada individuo. Posiblemente hayamos escuchado relatos fantásticos de gemelos que aun viviendo en países diferentes, llegan a hacer las mismas cosas. Estos relatos se ponen como ejemplo para argumentar el papel "indiscutible" que tiene la herencia biológica en las características que se consideran psicológicas como es el carácter y la personalidad, entre otros.

Como puede considerarse, si los gemelos viven en lugares diferentes, su historia individual debería ser diferente. ¿Cómo se explica que ante historias tan diferentes los gemelos pueden ser iguales? Como contraargumento, en primer lugar debemos considerar que también existen ejemplos, mucho más frecuentes, de gemelos que viviendo en el mismo hogar son muy diferentes. En este caso podemos preguntar: ¿Cómo se explica que ante historias "iguales" los gemelos pueden ser tan diferentes? Si la genética es indiscutible, debería ser patente en todos los gemelos, no solamente en algunos, especialmente en aquellos que se muestran como "prueba irrefutable".

Podemos considerar un segundo aspecto que da fuerza al argumento de la historia individual. Supongamos que dos gemelos, Gangolfo y Maturino, son alimentados en el mismo horario, se les duerme a la misma hora, se les viste de la misma manera, se les habla y trata con el mismo cariño y amor, etc.

Una primer diferencia que forma parte de su historia individual es que Gangolfo tiene un hermano que se llama Maturino, y es obvio que no tiene un hermano que se llama Gangolfo. Pero Maturino sí tiene un hermano que se llama Gangolfo aunque no tenga un hermano que se llame Maturino.

Al afirmar que se les alimenta en el mismo horario, eso no implica que los dos, Gangolfo y Maturino tengan exactamente el mismo nivel de hambre (estado de privación) y que acepten o busquen exactamente de la misma manera mientras su madre los alimenta.

En todo caso: ¿qué le ocurre a Gangolfo cuando Maturino se enferma? ¿Gangolfo también padece lo mismo que su hermano? Decir que se les duerme en el mismo horario, es sólo una forma de hablar pero en realidad, uno se dormirá antes que el otro y cuando ambos estén dormidos ¿tienen el mismo sueño en los mismos momentos y se despiertan exactamente a la misma hora? Vestirlos de la misma manera también es una forma de hablar pero que implica acciones distintas para cada uno de los gemelos. Mientras la madre le pone los calcetines a Maturino ¿También se los está poniendo a Gangolfo? Decir que a los hijos se les trata con el mismo cariño y amor es una formula social que, aun cuando fuera cierta, en los actos concretos no implica que se hagan las mismas cosas en los mismos momentos con los dos gemelos.

Es común que un gemelo se queje con su padre de que su hermano es el favorito de su madre y esto implica experiencias personales que van conformando historias diferentes. Para terminar, si se cree que la herencia genética determina las características psicológicas, a ambos gemelos les deberían gustar las mismas mujeres, estudiarían la misma carrera, les gustaría la misma música, leerían lo mismo, etcétera.

Retomando el argumento de que el comportamiento psicológico es aprendido, una forma en la cual podemos verificar si el comportamiento es o no psicológico, puede realizarse si pedimos a un niño de muy corta edad que haga algo o lo exponemos a una situación en la que debe de hacer eso que nosotros tenemos duda si es o no un comportamiento psicológico.

Así, por ejemplo, si el médico pincha levemente la piel de un niño para inyectarlo, éste llorará o moverá su brazo después del pinchazo. Este es un comportamiento biológico en tanto que siempre ocurre y esto sucede después del pinchazo. Si la misma operación la efectúa con otro niño de, por ejemplo, 2 años, es muy posible que el niño al ver el objeto con que se pretende inyectarlo, retire su brazo antes de que lo pinche.

Este comportamiento de ver el objeto y retirar su brazo antes de que lo pinchen, indudablemente es de tipo psicológico pues requiere de experiencias anteriores. Lo mismo puede ocurrir con la flama de un encendedor.

El niño pequeño posiblemente trate de coger el encendedor prendido y retirará rápidamente la mano después de sentir el calor intenso. Dicha reacción es biológica puesto que siempre que se trate de coger la flama, el niño responderá de la misma forma después de sentir el calor intenso. Es probable que el niño de dos años ya no aproxime la mano pues ya aprendió que si lo hace, se causará dolor y posiblemente una quemadura.

Otro ejemplo lo tenemos en el supuesto caso de que, con el mismo tono de voz que normalmente se usa, pidamos a una persona que le diga a un niño de seis meses que la vecina de enfrente acaba de perder un millón de pesos en la bolsa de valores. La respuesta del infante será semejante a aquella en la cual se le hable al niño con cualquier otro motivo.

Este mismo caso posiblemente sería semejante con el de dos años pues éste posiblemente aun no pueda responder en forma específica ante lo que se le dice. Estos ejemplos ilustran que aprender a reaccionar puede consistir en acciones muy sencillas (no tocar la flama) o complejas como es el responder ante la pérdida de la vecina.

Comúnmente existe la creencia de que los niños pequeños entienden mucho o casi todo lo que sus padres les dicen. La mayor parte de las veces, esto puede no ser cierto pues los niños ni siquiera han aprendido a hablar y escuchar correctamente todo lo que se les dice. Es cierto que el niño está aprendiendo a hablar y a escuchar, y en la medida en que eso ocurre, él podrá entender de manera gradual lo que se le dice.

Posiblemente esto quede más claro con una analogía. Supongamos que una persona repentinamente tiene que irse a vivir a la ciudad de Ankara en Turquía. Ahí todas las personas le hablarán diariamente en turco. ¿Cuándo llegará a entender todo lo que le digan? Además, siguiendo nuestra analogía, supongamos que la persona nunca antes tuvo oportunidad de aprender palabra alguna en dicho idioma. ¿Podrá entender el turco? De la misma manera, ¿En que se basa la afirmación de que los padres creen que su hijo les entiende a ellos? Incluso, considerando que la persona que cambia de ciudad puede tener muchos conocimientos, algunos creerían que tardaría menos tiempo en aprender el turco comparado con el tiempo que tardará el niño en hablar el idioma de sus padres ya que además, el niño no está completamente desarrollado en términos biológicos.

Para un profesor es muy importante tener claro que el admirar un paisaje, apreciar la música, tener una actitud positiva hacia los demás, estar motivado para aprender, conservar una buena disciplina, correr sincronizadamente, elaborar cuidadosamente sus trabajos, ser emprendedor, mostrarse amable con los demás, respetar a sus compañeros y muchos otros comportamientos son aprendidos, no son innatos. No debe esperar a que surjan espontáneamente suponiendo equivocadamente que son heredados.

De la misma manera, afirmamos que muchos de los aspectos negativos de una persona como son la indolencia, apatía, el desgano, la indisciplina, rebeldía, la tendencia a burlarse de los demás, la envidia, el egoísmo, etc., son aprendidos. La gran ventaja de este enfoque de la psicología, es considerar que dichos comportamientos pueden cambiarse mediante intervenciones específicas.

Otro aspecto importante para el profesor, es saber que la capacidad física de un alumno está basada en sus características físico-corporales en lo cual, el factor hereditario sí es fundamental.

Por tanto, si un alumno es alto o bajo de estatura, obeso, de reflejos lentos, etc. tales características no son modificables mediante la educación pero sí es formable la manera en la cual el alumno reaccione, dadas sus propias características personales. Esta es una labor que depende en gran medida y en primer lugar, de la guía de sus padres y en segundo término, de los profesores que son complemento de la educación que se brinda en el hogar.

En resumen, los siguientes aspectos nos permiten distinguir de manera sencilla qué comportamiento es psicológico y cuál no lo es.

1. El comportamiento psicológico es modificable. A diferencia del comportamiento biológico que difícilmente puede ser cambiado, el comportamiento psicológico se puede modificar. Este es el caso de la mayor parte de las actividades del ser humano y que son objeto de innumerables comportamientos que los adultos pretenden enseñar a los menores.

2. El comportamiento psicológico es aprendido. Este aspecto es fundamental ya que si es modificable, es precisamente porque ha sido aprendido o puede aprenderse.

3. La interacción que se establece entre el individuo y el medio es una relación de posibilidad. Siempre que se presente una luz intensa ante los ojos de cualquier persona vidente, el iris se contraerá independientemente de los esfuerzos que realice una persona para que ello no ocurra y sin importar dónde esté la persona. Las interacciones físicas, químicas y biológicas de una persona son inmodificables y en este sentido, siempre que se presente el factor estímulo responsable, siempre se tendrá la misma respuesta, excepto en los casos en que haya una alteración anormal. En cambio, en una interacción psicológica ante la presentación de un factor de estímulo, la persona puede o no responder. Por ejemplo, si se pide a alguien que diga su nombre, es posible que la persona diga su nombre y en este caso sí es importante la situación en que ocurre. Si un profesor le pregunta el nombre un alumno, casi sin duda éste responderá. Pero si dicho profesor se para en la esquina de una calle y le pregunta a un niño cómo se llama, éste puede o no responder y, en los violentos tiempos modernos, lo más probable es que no responda y eche a correr.

En el caso del comportamiento psicológico, ante la presencia del factor estímulo responsable, es posible que ocurra o no la respuesta aun en condiciones "normales".

Ambas posibilidades ocurren por ejemplo, cuando saludamos en voz alta a una persona. Si cuando saludamos, estamos a una distancia relativamente corta, sin duda alguna la persona nos habrá oído. El saludo es el factor estímulo para la persona que saludamos y esto produce la respuesta auditiva de la persona saludada.

Dicha respuesta, siendo de tipo biológico, necesariamente ocurre pero, aunque la persona nos haya oído, puede no contestar debido a que no nos escuchó por estar absorta en alguna otra actividad. El comportamiento de responder a un saludo es posible que se presente, pero no ocurre necesariamente como es el caso de los comportamientos que ocurren ante la presentación de un estímulo de tipo físico, químico o biológico, antes aludidos.



Dr. Radut | page