Skip to Content

Algunos apuntes sobre las autoagresiones

Cuando tenemos que trabajar con autoagresiones, es imprescindible tratar de encontrar las situaciones que refuerzan o mantienen este tipo de conductas en los niños. Las respuestas pueden obtener consecuencias tan dispares como "quedarse a solas", "atención" "buscar un descanso", etc. Se pueden producir en los mismos ámbitos, en distintos ámbitos. Sólo delante de ciertas personas (madre, instructor, etc.), o ante cualquiera.

Es muy conveniente pues observar detenidamente todo esto y especialmente, qué ocurre, qué consecuencias para el niño le siguen a las conducta autolesivas. Es decir, qué ocurre luego. ¿Somos consistentes? Es decir, ¿a veces hacemos caso y a veces no ante estas conductas?¿esperamos a que la conducta sea más lesiva para actuar? ¿Qué se ha intentado y cómo para erradicar estas conductas? ¿Qué mejoras, cambios, etc., se han obtenido, si alguno?

Es también importante saber qué tipo de conductas autolesivas se dan. Si en ellas puede llegar a peligrar la vida del niño (situaciones extremas). Igualmente conviene no olvidar el nivel de desarrollo del niño: nivel de atención en otras situaciones, nivel de lenguaje, nivel comprensivo, etc.

Es ciertamente difícil como vemos dar unas pautas exactas. Ocurre lo mismo con cualquier nuevo aprendizaje que queramos instaurar. Son muchas las variables y los cambios que hay que realizar incluso una vez establecida una programación. No es una cuestión de evitar las preguntas.

Es necesario recordar siempre que en este y en otros casos, las experiencias particulares de otros suelen tener diferencias abismales con el caso que nos ocupe.

Su voto: Ninguno Media: 4 (2 votos)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.


Dr. Radut | story