Skip to Content

Caracteristicas de los autistas

"Las características de los niños autistas" a día de hoy no son más que un conjunto de conductas a las que se le ha dado el nombre de "autismo".

Contrariamente a la idea popular (y diagnóstica) del autismo como un ente independiente y causante de ciertas conductas,  se debería entender que no existe primero "el autismo" y en base a él se buscan unas características. Es más bien al revés: El niño se comporta de ciertas maneras que tratamos de clasificar. Luego esa clasificación se convierte en la "causa" de la conducta del niño.

Dichas características conductuales varían enormemente entre niños y tal como se observa en el DSM-IV y otros, no hay claridad en cuanto a qué nombre dar cuando se mezclan y en distintos grados diferentes conductas que se desea etiquetar. Es por ello que se habla de trastornos "generales" del desarrollo, o se apela al latiguillo "no otherwise specified" ( no especificado) o ya directamente a "transtornos de espectro autista" más también unido a los niveles "leve, moderado o profundo".

Lo que subyace a todo esto es la pobreza de querer explicar el comportamiento en base a una etiqueta. El problema es que los comportamientos no son o no deberían ser etiquetables.

¿Y eso por qué? Por la sencilla razón de que los comportamientos pueden tener funcionalidades diferentes. "Un niño que grita ante todo" no es un comportamiento para etiquetar, aunque la mayoría de la gente piense que sí. En este ejemplo, se suele considerar que el niño hace eso porque es un gritón (la etiqueta). Cuando se juntan una serie de actos, por ej. "no mirar a los ojos", "no jugar con otros niños", etc. la etiqueta puede cambiar a "autismo", lo cual, lo mismo que con la etiqueta "gritón" no nos dice nada de lo que sucede.

Un niño grita porque tiene miedo ante algo (habría que ver qué historia de interacción o qué detalles de ese algo producen ese "miedo"). Un niño grita porque no quiere ir a clase, porque gritando ha conseguido la atención de la madre, porque obtiene como consecuencia el que lo dejen en paz, o grita simplemente porque el papá por hacer la gracia le dice "a ver hijo grita un poco que te oiga tu madre". En todos los casos la acción es la misma y su funcionalidad completamente distinta.

El niño calificado como autista puede tener "dificultades en responder adecuadamente" o puede que no. Puede haber aprendido a mirar a los ojos, a no gritar o a atender a sus padres o puede que no.

El quiz es siempre que la focalización es en las conductas, no en las etiquetas que cuesta tan poco lanzar al vuelo.
Y no es una cuestión de ser puristas, si no de entender realmente de qué va esta mal llamada "enfermedad" (adquirirá tal estatus de enfermedad el día que los fisiólogos, neurólogos o genetistas, sean capaces de descubrir qué falla a sus respectivos niveles).

Y es por eso que no conviene mezclar esos niveles, y el nivel en el que se mueve el "autismo" no es otro hoy en día que el puramente conductual. Y en un terreno puramente conductual, no hay actos buenos o malos, no hay autistas, no hay seres normales y anormales. Sólo hay conductas en las que trabajar.

Es en este contexto dónde se tienen que dar todos los videos y todas las explicaciones sobre el llamado "Autismo".

Es grato observar que, aunque poco a poco, las revistas y algunos autores implicados en el ABA, que suelen hablar de "niños con autismo" van poniendo en tela de juicio este modo de presentar a las personas.

Algunas de las preguntas que no nos solemos hacer y que convendría hacernos antes de dar por hecho la razón de ser de la etiqueta podrían ser:

  • ¿Se requieren estas etiquetas para explicar los problemas de conducta o simplemente se puede hablar directamente de estos problemas?
  • ¿Clarificamos el problema que queremos estudiar poniéndole una etiqueta?
  • ¿Qué efectos colaterales produce el etiquetado?
  • ¿Qué grado de fidelidad y claridad ofrece el etiquetado?
  • Si se han conseguido cambios suficientes para que la etiqueta pierda su razón de ser. ¿qué hacemos: mantenemos la etiqueta, ponemos una nueva etiqueta o eliminamos la etiqueta?

Contrariamente a lo que se cree, es bien posible presentar de forma clara y precisa para el público en general, los problemas típicos que presentan los niños (incluidos los "no autistas").

Una vez que se han identificado de forma objetiva las conductas problema, resultan más fáciles de tratar y no están expuestas a las problemáticas de la etiqueta. 

Finalmente, el mensaje ha de ser de el de normalidad del niño/a frente a los demás. Un mensaje de esperanza de que el niño/a puede aprender y de que tenemos métodos contrastados que nos están ayudando a hacer sus vidas más plenas. Un mensaje de que estos niños, como todos, necesitan de nuestro cuidado y cariño, pero sobre todo de nuestra inteligencia, para mejorar. 

Colabora, lucha y ayuda a erradicar las etiquetas de sus vidas y hacer más fácil su mundo.

Su voto: Ninguno Media: 3.9 (17 votos)

Comentarios

Muy buena página sobre autismo

He leído y revisado varias de las secciones y contribuciones que se presentan en la página y en general tengo una buen impresión.
Los contenidos son serios y respetuosos de la problemática del autismo. Esto es apreciable sobre todo en este mundo lleno de equívocos, malversaciones y "tratamientos" basados en el sentido común o, lo que es peor, en el fraude.
Un aspecto que es interesante son los lazos directos hacia otros lugares de interés.
Felicidades y ojalá puedan seguir desarrollando esta magnífica iniciativa.
Julio Varela

Muy interesante!

Por tener un niño con autismo siempre estoy buscando información al respecto y me alegra haberlos encontrado. Sus articulos son interesantes y serios y sobre todo aclaran muchos aspectos en relación a diversos tratamientos que se ofrecen.

excelente

Excelente pagina, vi las tres primeras partes del curso de video ABA, y me parece muy bueno...sigan asi, .. voy a seguir viendo los videos, estan muy buenos ,ah tengo un niño con autismo tiene 12 años esta en un colegio regular esta integrado.

Hola, estoy interesada en

Hola, estoy interesada en conocer sobre el autismo, me parece buena esta pagina asi que ojala suban muchos articulos relacionados con autismo, ademas tengo un sobrino que tiene Asperger y me sera de gran utilidad la informacion para ayudarlo. Gracias,

Algunas diferencias

Estimados, me parece y entiendo, porque mi hija sigue un tratamiento conductual,el tema de las conductas. Pero no estoy de acuerdo en dos cosas; Si el autismo esta definido, es un trastorno generalizado del desarrollo, pero todos comparten las mismas características los primeros años, cambian cuando reciben o no tratamientos, pero es como todo!. Si yo padezco de cáncer y no me trato no va a evolucionar bien, sino mal, o no va a ser igual a alguien que si tuvo un tratamiento correcto. En el caso de i hija x ejemplo, ella tiene autismo severo, y como severo que es , no habla, no puede mágicamente empezar a hacerlo, simplemente no habla, pero eso no significa que no logre comunicarse, claro que lo va a lograr mientras yo le de el tratamiento que se merezca tener y lo que este dentro de mis posibilidades. Pero así como mi hija hay otros niños que también tienen autismo severo, que no hablan, pero que al no recibir el tratamiento que de merecen han empeorado. Por eso creo que están equivocados al decir lo de las "etiquetas" porque los trastornos no son etiquetas, son trastornos y deben llevar un nombre para poder separarlos de otros trastornos y buscar su tratamiento. Si no existía el autismo como palabra como trastorno tampoco existía el tratamiento aba para el autismo, si no existiera es nombre autismo. Todavía habrían padres que no tienen ni idea de lo que pasa con su hijo. Los nombres están por algo, y las cosas sucenden por otro, pero también nada quita a la otra. Saludos

Imagen de Administrador

Aclarando el papel del llamado "autismo"

Hola autismouruguay,

siento indicarle que no es cierto en absoluto que los niños compartan las mismas características. De otro modo, el mismo DSM no señalaría que tiene que haber un mínimo de X items de un total para que se considere autismo del tal o cual tipo. 

Dado que hablamos de comportamientos y que hay un consenso claro, por diversas razones, de que cada niño es único, esa igualación de las características no estaría justificada.

Con respecto a si cambian o no al recibir tratamientos, la realidad es que no se sabe a priori qué niños mejoran y en qué cantidad se produce esa mejora.

Con respecto al ejemplo del cáncer estamos de acuerdo cuando nos referimos a la enfermedad, pero como hablamos de comportamientos, que siempre están (o deberían estar) a otro nivel conceptual que las enfermedades médicas, hay que decir que la comparación resulta inadecuada.

Si no ofrezco posibilidad de aprendizaje y estimulación alguna a un neonato, sea o no conceptuado como autista, lo estaré recluyendo a lo más básico. Con ello quiero decir, que no hace falta "tener" el "cáncer del autismo" para que haya que "tratar" a todos y cada uno de los individuos, en mayor o menor grado, con mayor o menor grado de conocimiento.

Si su hija no habla, no por ello "está enferma". La mayoría no llegamos a la inteligencia de un Einstein o la habilidad de un Michael Jordan y no por eso podemos ser considerados enfermos. Con ello no se dice que no haya que luchar por el lenguaje de su hija o por mejorar nuestras habilidades. Simplemente estamos diciendo que el concepto de enfermedad no cuadra con lo que uno puede o no puede hacer a nivel conductual.

El problema básico es que se trata patologizar el comportamiento, y esto, conceptualmente no es posible.

Indica por otro lado que los trastornos no son etiquetas que son trastornos, o sea que tendrían una entidad por sí mismos. La realidad es que no. Aunque lógicamente concedamos que comportarse de tal o cual modo pueden ser síntomas de enfermedades que luego con herramientas de otro tipo (análisis, TACs, auscultaciones, etc.) podemos descubrir, en el caso de las llamadas enfermedades mentales esto no ocurre.

Uno se queda a solas con el comportamiento de la persona. Podemos asumir una enfermedad detrás de ello, pero desde el momento que sólo tenemos síntomas, no podemos explicar estos síntomas en base a un nombre (un trastorno) que resulta no ser nada si no existen comportamientos.

Es decir, si me comporto de tal o cual manera y en base a ello se me pone la etiqueta "esquizofrénico", luego no puedo decir que "mi esquizofrenia explica mi comportamiento". Esto es lo que se llama un razonamiento circular, y es una falsa explicación a evitar.

Indica por último que: "Si no existía el autismo como palabra como trastorno tampoco existía el tratamiento aba para el autismo"

Lo cierto es que el ABA no necesita de un diagnóstico para realizar un análisis de conducta. Es más, un diagnóstico de TEA, Asperger, Autismo Idiopático, etc., etc., no le dice nada a un analista sensato sobre a qué tipo de conductas va a tener que enfrentarse.

Un saludo cordial.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.


Dr. Radut | story