Skip to Content

Extinción

 

Ignorar no necesariamente es extinguirSiempre y cuando el comportamiento inadecuado de Tanatóforo no cause una gran distracción o algún otro problema a sus compañeros, el profesor puede ignorarlo completamente mientras permanezca parado.

Este ignorar implica que el profesor actúe como si ese alumno no estuviera presente dentro del salón: no verlo, darle la espalda disimuladamente, sacarle la vuelta en caso de que esté parado frente al profesor, etc.

Si Tanatóforo llegara a hablarle al profesor estando parado, éste no debe voltear a verlo, aparentando que no ha oído nada. Simultáneamente el profesor puede aplicar el RDO y decir "Ya saben que yo sólo atiendo a los alumnos que están sentados y trabajando".

Como veíamos en las recomendaciones iniciales, es muy posible que ante tal procedimiento, el comportamiento de Tanatóforo se agrave y hable más alto, insista en que lo atiendan e incluso podría llegar a agredir a un compañero o al profesor para provocar la atención sobre él.

Esto puede ser una prueba de que el procedimiento está surtiendo efecto pero el profesor debe cuidar que Tanatóforo no cause daño a otros y permanecer lo más tranquilo posible.

El profesor puede insistir una vez más "Sólo atiendo a quien está sentado trabajando" y agregar "Qué mal se ven los niños que gritan y arrebatan los trabajos de los compañeros que están trabajando".

Mientras lo dice, viendo de reojo a Tanatóforo, se acerca él y firmemente puede sujetarlo de las manos o interponerse para evitar que siga pegando a un compañero, volviendo a repetir lo que dijo antes pero sin mirar directamente a Tanatóforo.

Obviamente, estas últimas acciones pueden ser desarrolladas cuando el alumno tiene poca edad. Su uso queda descartado en la primaria mayor y en la secundaria.

La Extinción, como el RDO implican que el comportamiento negativo no obtenga la atención directa del profesor que puede ser reforzante para el alumno.

La atención preferentemente debe otorgarse cuando el alumno sea sorprendido actuando correctamente y esto es muy posible que ocurra en otro momento, cuando cambie la situación, la actividad programada o ambas.

Su voto: Ninguno Media: 5 (2 votos)

Comentarios

De esta técnica de

De esta técnica de modificación de conducta se suele decir que es poco efectiva. ¿Qué os parece?

Yo la he aplicado con buenos resultados, cuando la conducta tiene un objetivo de captar atención. Cuando la conducta en si obtiene resultados, es poco viable.

En situación aula debe ser difícil aplicar, ya que es difícil controlar la atención que el niño o la niña consigue por parte de sus compañeros. No tengo experiencia de uso en el aula, que resultados os ha dado?

Imagen de Administrador

éxito de la extinción

He leído en alguna ocasión, me suena que por ejempo Claudio Trivisonno en su libro la considera así, que sería poco efectiva.

Personalmente estoy en desacuerdo pero con ciertas puntualizaciones.

  1. Es conveniente no confundir el ignorar la conducta de una persona con que ello sea necesariamente un proceso de extinción. Para que ello sea así, la conducta de la persona debería estar reforzada por nuestra atención y no en todos los casos es así. Por consiguiente: Ignorar no es igual a extinguir. Conviene pues entender qué función cumple la conducta que deseamos extinguir y variar las consecuencias que produce. Por ejemplo, si el niño le da golpes al ordenador porque no "hace lo que el quiere" ignorar al niño puede no ser contingente con esa conducta.
  2. En los procesos de extinción, se suele producir en un comienzo un aumento de la conducta a extinguir u otras conductas derivadas de la frustración que pueden acabar por ejemplo en agresividad.. El típico y recurrente caso es el de la máquina de bebida que no te devuelve el refresco después de echar la moneda. Se la suele golpear, se pueden echar de nuevo monedas pero finalmente, si la máquina no funciona, uno desiste (en este ejemplo también entraría el concepto de costo de respuesta, el cual tiene influencia). En estas situaciones hay cierta tendencia a no ser contingente y exacerbar la conducta. Por ejemplo, otro caso típico, el bebé que llora para obtener la atención de la madre. Si la madre lo ignora, el niño tenderá a llorar más y si acabo haciéndole caso en vez de ser consistente (concepto muy importante) lo que estará haciendo es reforzar el lloro y con más fuerza.
  3. Cuando se produce un fenómeno de extinción es conveniente tener a mano conductas alternativas disponibles que se puedan reforzar, que no es otra cosa que un proceso de moldeamiento de la conducta. Dejar a la persona sin alternativas no suele ser muy conveniente, aunque a veces no hay alternativas.

Un saludo.



Dr. Radut | book