Skip to Content

Interacción

Las palabras intercalar, interceder, intercelular, interdicción, interlinear, interludio, intermitente, intermolecular, interurbano y muchas más, están compuestas del prefijo inter y una palabra que las distingue. El significado del segundo término es individual (calar, ceder, celular, dicción, etc.). Pero comparten un significado común gracias al prefijo (inter) que las acompaña. El prefijo quiere decir “entre dos cosas o situaciones”. Intercalar es agregar algo entre otros dos objetos, interceder es pedir algo a alguien en lugar de otro, intercelular se refiere a algo situado entre dos células, etcétera. En algunos casos, el mismo prefijo alude a la relación entre los dos objetos como ocurre con los términos: intercomunicar, interactuar, internacional, interconductual e intercambio, entre muchas otras.

Usualmente, decimos “Nos hablamos”, “Nos veremos”, “Se dijeron algo” pero nadie dice: “”nos interhablamos”, “nos interveremos”, “se interdijeron”. En cada expresión se indica que la acción será realizada por dos personas por lo cual no hace falta agregar el prefijo inter. Sin embargo, cuando alguien dice “Te hablo mañana”, o “Tú me verás”, se manifiesta que la acción será iniciada por una de ellas, mientras que la otra será un “receptor”, pero se requiere que las dos estén presentes en un momento dado para que interactúen.           

En el idioma español no existen las palabras interhablar e interver, gracias a que las formas de expresión usuales (nos hablamos, nos veremos) denotan la acción recíproca de dos personas. Pero en la expresión “Te hablo mañana”, como en muchas otras, puede no parecer claro que las dos personas deben coincidir en tiempo y por algún medio para poder interactuar, esto es: una persona hablará y la otra escuchará. Además, la interacción puede ocurrir no sólo entre dos personas, sino entre una o más personas y objetos o situaciones. Así, si Gelasio le envía un mensaje de correo a Donatila, ésta lo leerá posiblemente en un momento futuro. Cuando Gelasio escribe el mensaje, interactúa con el texto que escribe a Donatila, pero no interactúa directamente con ella. Cuando Donatila lee el mensaje, ella interactúa con el texto que escribió Gelasio, pero no interactúa directamente con él. Se considera que la interacción siempre ocurre en el momento, esto es en acto, con las personas objetos o eventos presentes. Desde este punto de vista, es un sinsentido decir que se "interactúa con el pasado en el momento que se recuerda algo". El individuo está interactuando con lo que él mismo se dice de algo que ocurrió en otro momento. Lo que ocurre en ese momento es su propia habla consigo mismo.            

Considérese que se está en tiempos navideños. En la oficina alguien ha organizado un intercambio de regalos. ¿Intercambio? ¿Qué significa este término? No se trata de que yo cambie, tú cambies, él cambie, nosotros cambiemos o ellos cambien. Se trata de INTERcambiar, esto es: la existencia de dos individuos en cuyo acto uno recibe y el otro da. Obviamente, el que recibe no da lo que recibe y el que recibe no recibe lo que da. La acción en este sentido es, digamos, asimétrica pero esto no menoscaba el hecho de que es necesaria la acción de ambos. Este es el concepto de interacción, de interconducta, del interconductismo: se requieren dos entidades, coincidentes en tiempo y espacio, para que exista una relación entre ellas. Esto se representa de la siguiente manera:

E ↔ R

Si un objeto existe (o un evento ocurre) y está presente un organismo, entonces puede ocurrir la interacción.

“La propuesta de Kantor no destaca como objeto de análisis a ciertas formas funcionales de la actividad del organismo, sino que pone de relieve la interacción misma entre el organismo y el ambiente como centro del interés teórico” (Ribes y López, 1985, p. 39).

“El concepto de interconducta, como objeto definitorio de la psicología, se ve obligado a reconocer la existencia de un organismo biológicamente configurado que interactúa con los objetos del medio circundante”. (Op. cit, p. 40).

Su voto: Ninguno Media: 5 (2 votos)


Dr. Radut | book