Skip to Content

Introducción básica del ABA

logo abaEl análisis del comportamiento aplicado (ABA) consiste en intervenciones sistemáticas que se basan en los principios de la teoría del aprendizaje, tanto para construir comportamientos socialmente apropiados como para reducir la ocurrencia de comportamientos problemáticos.

En función de las necesidades de cada persona se diseña una programación individualizada.

Se enseñan conductas que se pueden medir y evaluar permanentemente.

Se mide permanentemente la calidad de la enseñanza y las respuestas de la persona.

Por lo tanto, es un modo de intervención dinámico, permanentemente se supervisa la validez de la enseñanza en función de sus resultados.

Si la persona no aprende en una o varias áreas, se revisa qué está ocurriendo para identificar qué es aquello que marcha mal y se implementan intervenciones en consecuencia.

Asimismo, este tipo de tratamiento puede dar explicaciones coherentes acerca de por qué el niño aprende; porque se establece siempre una relación directa entre la intervención y la modificación de la conducta. Se intenta por todos los medios que nada quede librado al azar.

Como se puede ver, esto tiene sus ventajas por sobre los tratamientos, cuya respuesta ante el estancamiento de nuestros hijos es algo así como "ya logrará hacer el clic y aprender". La constante medición y explicación de los resultados es lo que distingue este enfoque como científico, a diferencia de otros abordajes donde casi no tenemos explicación alguna, o la explicación es general y no se refiere directamente a nuestro hijo.

ABA da prioridad a la efectividad.

El tratamiento debe estar dirigido por personas capacitadas en el ABA y todos los terapeutas deben ser supervisados en forma continua tanto en lo relativo a la ejecución correcta del programa como en relación a su destreza.

La situación de enseñanza debe ser positiva. Por ejemplo, en contra de lo que señala en ciertos lugares el ABA no se relaciona con apretones de mano o golpes. Por favor, ruego descartar ese prejuicio. Así aunque lean que algunos autores plantean su uso, creemos que ese tipo de intervención solo sirve para tapar la ausencia de capacitación y habilidad de quien dirige un tratamiento, además de estar contra la ley y no ser ético.

Tampoco sirven los "paquetes" de programas de enseñanza. Algunos pueden estar bien diseñados y dar una idea acerca de qué debemos hacer o enseñar, pero solo eso. Si la enseñanza no es individualizada y solo se remite a la ejecución de programas de enseñanza prediseñados, eso no es ABA.

Es aconsejable investigar e informarse acerca del ABA estudiando todo lo que se pueda. Si el ABA es el tratamiento que se va a elegir para el niño, habrá que tener presente que la participación activa por parte de los padres es crucial. Cuanto más se sepa, mejor para el hijo.

Si en su zona no existen personas capacitadas para llevar adelante un tratamiento así, puede intentar juntarse con otros padres que quieran este tipo de intervención, pónganse de acuerdo y lleven a su zona personas que sean capaces de entrenar terapeutas locales para que lleven adelante un tratamiento así. Huyan de los improvisados.

Su voto: Ninguno Media: 5 (3 votos)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.


Dr. Radut | story